Mi jornada en IBM School of Technology

El pasado viernes 21 de diciembre tuve la suerte de poder asistir a una jornada de IBM School of Technology en IBM junto con otros hijos de empleados. Además, al principio de ésta, en una presentación sobre distintos temas como IBM, drones, matemáticas en los trucos de magia y en la naturaleza, etc, yo tuve 15 minutos para hablar acerca de IBM Watson Assistant.

En primer lugar Mónica Villas salió a presentarnos un poco de IBM en general y IBM Cloud, nos enseñó, entre otras cosas, que trabajan en proyectos como detectar un cáncer más rápidamente, entrenar a perros guía de personas ciegas, etc. Muchísimas formas de mejorar la vida de las personas.

Después seguimos con María Borbones, que nos habló sobre su experiencia personal en los estudios y cómo acabó trabajando en IBM. También nos habló de Scratch, una página de programación bastante fácil de usar para crear juegos y otros proyectos. También nos enseñó un juego que creó ella: Shy Panda, se trata de un panda que, a través de la webcam detecta si el usuario está mirando o no, si está mirando el panda se esconde, y si deja de mirar, el panda comienza a bailar alegremente.

A continuación me tocó salir a mí a presentar mi parte: los chatbots de IBM Watson Assistant y mi propio chatbot: el LJBot.

Cuando pasaron mis 15 minutos de presentación Victoria Gómez nos habló acerca de los drones y por último Gloria López, Francisco Alonso y Ana I Rivera nos mostraron porqué son tan importantes las matemáticas en nuestras vidas, las matemáticas en la naturaleza y por último, unos trucos de magia que también se basaban en teorías matemáticas que nos dejaron a todos atónitos.

Después, pasando por la zona de clientes (IBM client center), llegamos a una sala para descansar, con altas mesas de madera; nos entregaron una bolsa a cada uno con comida, bebida y un surtido de algunos productos de IBM como una gorra, un estuche, una caja con auriculares, un lápiz de memoria, etc. También nos hicieron una visita por el IBM Client Center, era realmente increíble, con pantallas allá por doquier; mi primera impresión fue que aquello parecía una nave espacial sacada de los cómics de ciencia ficción.

Cuando había pasado un largo rato de descanso y visitas, nos llevaron a una sala de reunión; tenía un pequeño estrado y mesas circulares con sillas a su alrededor, ahí hicimos un taller por grupos de robots que son capaces de seguir una línea negra trazada en papel blanco, o al menos deberían: en mi caso nuestro robot, en teoría estaba bien programado y montado, pero una de sus ruedas siempre giraba hacia atrás independientemente de la programación. Aun así fue muy divertido y educativo, y pude hacerme amiga de otros niños y niñas.  Me llamó mucho la atención una de mis compañeras, cuyo nombre creo recordar que es Inés; me enseñó a través de su teléfono móvil cómo hacía series y cortos animados desde su teléfono móvil, usando diferentes aplicaciones.Una vez acabado el taller hicieron una entrega de diplomas.

Ha sido un día inolvidable que, sin duda, repitiría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *